Campos Floridos




CAMPOS FLORIDOS
Artículo Periodístico.
Publicado el día domingo 3 de octubre de 2010 en el diario "El Día" de Gualeguaychú.
Textos: Prof. Elisa María FernándezIlustración: Arquitecta Marina Sosa

Historias de familia
En la memoria colectiva de nuestro pueblo ha quedado arraigado el nombre de “Campos Floridos”. Solemos mencionarlos como referencia de una época de grandes latifundios que caracterizaron la región y al utilizar esos términos establecemos una relación con la familia García de Zúñiga.
Los documentos de archivo nos aportan datos de este núcleo familiar afincado en Buenos Aires alrededor de 1730.
Don Alonso Ginés García de Zúñiga era un hombre muy poderoso en esos tiempos, ostentaba títulos de nobleza como el de Caballero de Sevilla y Regidor Perpetuo; estaba casado con doña Juana de Lizola y Escobar, cuya madre había sido natural de Santa Fe de la Vera Cruz(1). Las redes familiares los relacionaban con gente muy nombrada de la época.
Uno de los hijos de este matrimonio era Esteban Justo García de Zúñiga, conocido estanciero de nuestra región, quien había comprado tierras entrerrianas a la Real Hacienda del Virreinato del Río de la Plata, según consta en los registros de escribanía de la época a cargo del notario don Pedro de Velazco, archivados en Buenos Aires.
Con los años, el Superior Gobierno de nuestra provincia renovó los títulos de posesión de acuerdo con las leyes de tierras y dicen los documentos que: “los campos (formaban) parte de la zona conocida con el nombre de Floridos”.
Mateo García de Zúñiga, era uno de los hijos de de Justo Esteban y ocupó el cargo de Gobernador de Entre Ríos en 1827.
Don Mateo, había adquirido tierras por compras hechas en varias fracciones a sus coherederos y a su señora madre doña Agustina Mónica Merlins y Crespo, tal como figura su nombre en escritura realizada ante el escribano don Narciso Irauzuaga el 30 de mayo de 1830. Otros registros la identifican como Agustina Mónica Morlius y Crespo o Moxlius y Crespo.
Lo cierto es que la extensión de campos pertenecientes a Mateo García de Zúñiga, por compra o herencia paterna,-además de las posesiones de su señora esposa-, llegó a tener como límites naturales el río Gualeguaychú hacia el este, Gená, Genacito, Cuchilla Divisoria, Gualeyán y Gualeguay al oeste, según dejó constancia el propietario en carta enviada a Juan Oxandaburu el 13 de julio de 1865, desde Montevideo.

Desde la Banda Oriental del Uruguay
El terrateniente nacido en Gualeguaychú (1795) fue contemporáneo en su juventud de Francisco Ramírez y, de Justo José de Urquiza hasta el final de sus días. Con ellos estuvo enfrentado por cuestiones políticas y económicas.
A mediados del siglo XIX emigró a la Banda Oriental del Uruguay desde donde emitió órdenes para administrar los campos de su pertenencia o disponer el arrendamiento y venta de los mismos en los veinte años que permaneció en aquel país. Entre los destinatarios de las cartas enviadas desde ese lugar figura el coronel Pedro Dumont, su compadre y apoderado, quien se ocupó de resolver las problemáticas que se plantearon en los “Campos Floridos”, además de realizar los “crokis” solicitados con respecto a las propiedades. No era Pedro Dumont un profesional en el tema de las mediciones, por lo que solía recibir correcciones del dueño de las tierras cuando no figuraba, por ejemplo, “entre los dos gajos del Gato una zanja que va hasta la Cuchilla Divisoria” (2).
Las tierras mencionadas lentamente comenzaron a venderse, negocios estos que ocasionaron una serie de conflictos con motivo de las mediciones “ad-mensuran” o “ad-corpus”; términos que solían utilizarse según fueran mensuras científicas como las realizadas por el agrimensor Dellepiane o “de tanteo” (provisorias) como las practicadas por el señor Dumont, apoderado de García de Zúñiga.
El caso del juicio de los hermanos Juan y Jacobo Spangemberg refleja esta problemática en esos tiempos, y en los diarios de la época se pueden leer textos que aluden a “los pedidos de evicción y saneamiento de lo vendido y arrendado por el señor feudal quien se había reservado el derecho de mensurar los campos cuando a él le conviniera” (3).
La gente de aquellos años comentaba esta negación como si fuera un “misterio”, algunos lo atribuían a la incorrecta medición de los campos en los tiempos en que fueron escriturados y los inconvenientes que plantearía en las hijuelas de los respectivos herederos y sus descendientes. Otros mencionaban los intereses del fisco en el caso de haber errores en la mensura practicada en tiempos de la dominación española y la revalorización de las tierras. Lo cierto es que los compradores de algunas hectáreas de “Campo Florido” pasaron entre seis y ocho años luchando por sus derechos.
Quizás el negro Manuel que habitaba en el triángulo de campo que luego ocupó Oxandaburu, entre el de Spangemberg y el de Dumont; o doña Juliana, la mujer que fuera encontrada en las tierras de Joaquín Viera Núñez cuando este llegó de su viaje a Brasil, no pensaran lo mismo del terrateniente; él había dado órdenes de que no los desalojaran hasta que los ubicara en otro campo ya que no tenían adonde ir.

De los Zúñiga a los Tommasi
Al fallecer el terrateniente en 1872, su esposa Doña Rosalía Elía de García de Zúñiga tuvo que enfrentar las dificultades planteadas en vida de su cónyuge, por lo que continuó con las ventas y, con los años su hija Doña Clara García de Zúñiga de Zuviría a título de heredera de su finada madre, enajenó otras propiedades.
A raíz de estos negocios se pueden registrar datos interesantes sobre historias rurales y posesión de tierras; tal como sucede con la documentación que posee el Señor Rubén Tommasi, dueño de un campo que fuera de los García de Zúñiga en Pehuajó Norte, y entusiasta de la historia rural.
Don Rubén está afincado junto a su esposa en Larroque y conserva en su memoria recuerdos de la propiedad rural ubicada en Pehuajó; extensión de tierra que también perteneció a doña Cornelia Villar de Seguí.
Algunas hectáreas habían sido de doña Carmen García de Zúñiga y Lizola casada con su primo o “deudo” Victorio García de Zúñiga y Warnes.
Siendo viuda, doña Cornelia Villar de Seguí realizó una partición por donación entre vivos en beneficio de sus hijas, y entre sus nietos. Los hermanos Seguí y Aldao vendieron sus tierras a don Salvador Dardán quien a su vez, según consta en la escritura autorizada por el escribano don Asisclo Méndez, las transfirió a la familia Tommasi en 1922.
Los Tommasi eran inmigrantes italianos oriundos de Verona y habían venido a trabajar la tierra. Las palabras inglesas “green go” (ir a la granja) relacionaban de alguna manera el significado del término “gringo” con una nueva forma de tarea rural. Las actividades pecuarias daban lugar al agro y el pastoreo era reemplazado en muchos casos por el arado y la siembra.
El campo de don Rubén se halla ubicado entre Irazusta y Parera (4); allí nace un arroyo llamado García que seguramente figuraba registrado en la toponimia de los tiempos de Zúñiga al igual que el arroyo de “Las Tamberas”. Era este uno de esos campos conocidos como los de “de la costa y/ o los del centro” que no estaban a la venta en los tiempos del terrateniente por tener aguada permanente, cosa que no ocurría con los ubicados en la zona que el hacendado denominaba “de frontera” y ofertaba a 7000 patacones la legua cuadrada.
Como la historia es una ciencia que se ocupa de los cambios y de las permanencias, de las continuidades y de los conflictos, los documentos relacionados con la ruralidad pueden aportar datos muy interesantes en este aspecto, nos brindan la posibilidad de integrar en el mismo discurso histórico temas provenientes de distintas esferas de la realidad social.
Tal como vemos en la imagen, el escudo de armas de la familia García de Zúñiga y la presencia de inmigrantes italianos dos siglos después, permiten concebir una explicación eminentemente histórica de los procesos de cambio social, además de enriquecer, complejizar y replantear la apreciación que hacemos de nuestro pasado.

(1) Genealogía. Hombres de Mayo. Revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas, Buenos Aires, 1961.(2) Archivo Instituto “Osvaldo Magnasco”. Sección García de Zúñiga. Carpeta manuscrita nº 1.Copiador Original.(3) Archivo Instituto “Osvaldo Magnasco”. Sección Hemeroteca. El Republicano. 1872(4) Tommasi, Rubén. Escritura de campo. Provincia de Entre Ríos. 1922.


---- ARTÍCULO RELACIONADO ----

13 comentarios:

Néstor Poitevin dijo...

Muy estimada Elisa María:

Excelente artículo. No hay dudas usted tiene formación profesional. ¿Es licenciada o profesora de historia?Le comento que:
a)Al correr de la lectura me detengo en Pedro Dumont que aparece en planos catastrales como Pedro Dumon, con gran extensión de campo. Me llama la atención porque en lo visto y conocido, al menos sus descendientes perdieron la "t". Mi tío político, casado con María Poitevin Ibarra, se llamaba Pedro Dumon.
b)El otro caso de interés particular es el de "Cuchilla Redonda", donde mi abuela materna, Francisca Mattos, tenía unas hectáreas heredadas de sus padres Luciano Mattos y Manuela Gauna. Sus hermanos y descendencia las conservaron. Aquí mi pregunta: ¿la zona de "Cuchilla Redonda" estaba incluida en "Campos Floridos"?
Perdone estas disquisiciones personales. En realidad me interesa la historia entrerriana en general. Por supuesto que no niego lo referido a mis orígenes, por algo publiqué un folleto de relatos de mi niñez, dedicados a mi abuela "Doña Pancha Mattos".

Cordialmente. Néstor Poitevin

Julio dijo...

Hola Elisa! todo bien por aquí, muchas gracias por el artículo, lo recibí perfectamente! está interesantísimo. Un gran saludo, Julio

Eclio Dumon dijo...

Estimada Elisa: Por casualidad, leí un artículo suyo muy interesante acerca de los llamados "campos floridos" de García de Zuñiga, donde Ud. hace referencia a mi tatarabuelo el Coronel Pedro Dumón. Le comento que soy nacido en gualeguaychú si bien por razones laborales de mi padre el Dr. Eclio Alberto Dumón (ya fallecido) viví toda mi infancia y adolescencia en Gualeguay.
Actualmente resido en Viedma (Río Negro), donde ejerzo la profesión de abogado y administro unos campos propiedad de mi esposa. Siempre me interesó la historia entrerriana de la época urquicista y jordanista, y me gustaría saber más detalles acerca de la vida de mi antepasado. Podría Ud. amablemente concedermelos o, al menos, ilustrarme acerca de dónde puedo procurármelos....realmente le estaría eternamente agradecido. Si la suerte me acompaña tengo pensado algún día, escribir un libro acerca de la vida del Coronel Dumón y las visistudes de su época. A la espera de una pronta y favorable respuesta, aprovecho la ocasión para saludarla con mi más distinguida consideración y respeto. Dr. Eclio Gustavo Dumón.-

Anónimo dijo...

Hola leì el artìculo del Dr. Eclio Dumon, soy bisnieta del Coronel Pedro Dumon,su hijo llamado Eclio (le decìan Don Tito) vivìan en Campos Floridos, se ve que hay muchos Eclios, ya que mi padre (fallecido), mi hermano y mi sobrino tambien llevan Eclio Dumon.Les cuento que hay un libro que se llama iconografìa històrica del pintor Grass (amigo de mi bisabuelo) pintado por èl pàgina 114 en donde dice la historia y las batallas ganadas a favor del Gral.Urquiza (amigo de Pedro Dumon) y mi familia me cuenta que el Gral. Urquiza le hizo sacar la "T" a su apellido que era màs criollo,,, asì que mi bisabuelo era Pedro Dumont ,,, despues con el tiempo firmaba Dumon (sin la T)Cordialmente
Lidia Cristina Dumon
lcdumon@hotmail.com
Buenos Aires Argentina

Elisa dijo...

Hola Lidia:
Te cuento que somos varios los Dumón. Mi mamá era tambien bisnieta. Se llamaba Albertina Ghiglia Dumón. Es cierto que varios sacaron la "t". No creo que sea por orden de Urquiza.
El coronel solía figurar con el apellido "Morales" para evitar atentados contra su vida cuando iba a diferentes lugares. Los salvoconductos supletorios estaban firmados por Urquiza.

Saludos Elisa

Lidia Cristina Dumon dijo...

Hola Elisa,,, gracias por la informaciòn,,,en mi familia se comentaba que fue el Gral. Urquiza quien sugeriò que firmara sin la "T", es bueno saber otras informaciones. Asimismo, felicito los artìculos sacados de Campos Floridos.
Cordialmente,
Lidia Cristina Dumon

Elisa María Fernández dijo...

Gracias Lidia. También puede ser válida la hipótesis que comentas. En ese tipo de temas tiene mucho que ver la tradición oral.Me alegra que te haya gustado. Cariños Elisa

Elisa María Fernández dijo...

Estancia de los Grierson en Genacito.
Solicitan información de Cecilia Grierson.

Estimada Sra. Elisa Maria Fernandez


Estoy buscando mas informacion de la familia Grierson para agregar a mi investigación de la Dra. Cecilia Grierson.

Lo que me sorprende es lo escaso escrito de su vida en Entre Rios, el material disponible cubre con mas detalles

con su regreso a Buenos Aires, estudios de docencia y medicina y su casa veraniega en Cordoba.

Agradeceria su consejo como puedo conseguir mas información de la propiedad Grierson y si todavía existe la misma.

Muchas gracias

Cordiales saludos

Ricardo Borowiec

www.argentinahouse.net

Sabrina Puentes dijo...

Estimada Colega
Mi nombre es Sabrina Puentes y soy Profesora, Licenciada en Historia y Maestranda en Estudios Rioplatenses.
Me encuentro estudiando actualmente en Colombia en la Universidad de los Andes. Mi proyecto de Tesis busca abordar el lugar de la familia y la red en el mundo colonial entre fines del siglo XVIII e inicios del XIX por intermedio de estudios de casos. Los frupos en estudio sonlos Cardoso (constructores de la Ciudadela de Montevideo e importantes terratenientes) y los García de Zuñuñiga tanto en la Banda Oriental como en Entre Ríos y Bs As. Tengo como tutores a la Dra Diana Bonnet Vélez de la Universidad de los Andes en Colombia y al Dr Arturo Bentancur de la Udelar en Uruguay.
Las fuentes referidas a las antedichas familias en Banda Oriental ya estoy en proceso de consultA, pero en lo referente a l Grupo García de Zúñiga en Entre Río y Bs As aún no tengo ni idea por donde comenzar. Me gustaría incursionar inicialmente en bibliografía y publicaciones de Historia Regional que aludan al grupo familiar en cuestión y a sus actividades económicas; para luego buscar las fuentes documentales.
Dado que ud en su blog expresa su interés por la historia regional de su provincia, me atreví a escribirle a fin de solicitarle ayuda. Le estaría enormemete agradecida si pudiere guiar mi búsqueda tanto bibiográfica como de Archivo. ¿Que debo leer? ¿ Donde se ubican los archivos, la papelería personal, testamentos, protocolos, acciones judiciales etc) ¿donde debo remitirme? No es mi afán molestarla!!!!! Y si ud no pudiera o no deseara ayudarme de igual manera le estaré agradecida por leer mi email.
Le cuento que hasta el 30 de enero estoy en la región. He viajado dede Bogotá a Montevideo y me encuentro desde el día 15 en casa de unos familiares teniendo la posibilidad de viajar a Entre Ríos para hacerme digitalmente del material de archivo. Retorno a Bogotá en 1ro de febrero para ya iniciar el proceso final de mi maestría.
Quedo a la espera de su respuesta
Sin otro particular, saluda atte.
Prof.Lic. Sabrina Puentes.

Rodrigo Robles dijo...

Estimada:


Soy nieto de Elsa Dumón, hija del poeta Mateo Dumón Quesada y descendiente directa del coronel Pedro Dumón (o Morales). Hace tiempo vengo intentando escribir una novela que, en algunos pasajes, pasea por la historia de esa familia. El coronel Dumón es una incógnita pues, en rigor, fue una figura algo controvertida en la recordación familiar. Leí en su blog un artículo sobre los Campos Floridos. Hace un tiempo, realizando una investigación sobre el Área Natural Protegida Las Piedras (ubicada en parte de lo que fueron esos campos), me encontré con ese nombre. Tirando del hilo, apareció García de Zúñiga y, finalmente, Pedro Dumón.
Hasta el momento, el coronel, según cómo la familia lo tenía en la memoria, era un súperhombre. Pero ningún dato objetivo. También circuló la versión negra, de que en realidad era de ascendencia aborigen, y se apellidaba Morales. Ahora leí en su artículo que lo de Morales era una salvaguarda. Recuerdo en mi abuela, y en el mismo retrado de Dumón pintado por Gras, rasgos aindiados.
Luego ya no me pude ocupar más del tema, pero la amistad entre Urquiza y Dumón me quedó rebotando. Los campos de la Cuchilla Florida, o lo que correspondía a esta parte de la familia, fueron efectivamente transferidos por Zúñiga. Lo que no sé es si a título de donación, por los servicios prestados, o de venta directa. Laguna negra quedó también, en el mismo aspecto, en cómo buena parte de esos campos pasaron a manos de Samuel Laffone, un saladeril uruguayo, y Pancho Prádere, agropecuario de esa nacionalidad., que fue el fundador de la Colonia las Piedras.
La historia de cómo los Dumón fueron desapoderados de la parte de sus campos, es pintoresca.
Por otra parte, también sé de la gran casa que los Dumón tuvieron, hasta mediados del siglo pasado, entre las calles 9 de julio y Rosario, sobre Colombo. Las anécdotas de la casa también tienen algo de fantasía (confieso que los Dumón que conozco, siempre fueron algo poéticos), como ser, la recordaban gigante, llena de piezas. Es real que esa casa existió, pero yo conocí la versión reducida, esto es, el departamento de Bertha Dumón (soprano reconocida), la casa de María (no recuerdo su nombre, la llamábamos María la Pastora, casó en primeras nupcias con un Dumón y no tengo más datos sobre ella, pero es fácil encontrarla, es la más hermosa de la cuadra, toda pintada de amarillo), y la casa de Amalia Dumón de Frávega (madre de Mitty Frávega), casi llegando a la esquina, hoy totalmente refaccionada. Esas tres propiedades, según el relato, conformaban un caserón colosal del que se fueron vendiendo partes. Es verdad esto? Ud que sabe? También me hablaban de un incendio que consumió casi todo. En mi novela, el incendio fue provocado por partidarios de López Jordán. Quizás sea lícito no? Dumón era, según la correspondencia, un fiel aliado de Urquiza. Conociendo como se dieron los hechos en aquellos años, todo es posible.
En fín, la historia de los Dumón es un puñado de rumores y anécdotas para mi. Probablemente si no conociera su nobleza, y los rasgos tan profundos de sus caracteres guerreros, apasionados y cambiantes, no me hubiera interesado por ellos.
Espero quedar en contacto con Ud. Saludos Cordiales.

Anónimo dijo...

Estimada Elisa
Estoy realizando una investigación genealógica sobre los Castañeda, una de las ramas descendentes son los Dumón Domínguez. Necesitaría saber la fecha de casamiento de Eclio Neris Dumón Domínguez con Manuela Turón o Touron y dónde se realizó.
Un cordial saludo

Susana Uriarte

Anónimo dijo...

Estimada Susana: Estuve buscando en el archivo del índice parroquial hasta el año 1896 y no encontré datos del matrimonio que me pides. Deberías darme una fecha aproximada de lo que necesitas. Saludos Elisa

Anónimo dijo...

Hola Elisa! Soy uruguaya mi abuelo era hijo de isabel zuviria garcia de zuniga, hija mayor de clara garcia de zuniga. Esta historia familiar me atrapa mucho y veo q tu sabes bastante. Me gustaria estar en contacto contigo para mas info, me gustaria visitar algunos lugares que hayan ellos hayan vivido, no se si queda algo de campos floridos. Mi mail es letimongrell@hotmail.com.
Saludos
Leticia mongreLl