Capítulo 2 - Los pintados y sus parientes

Fragmento: LOS PINTADOS Y SUS PARIENTES
[Páginas 38 a 39]

Entre los primitivos habitantes de nuestra región, sociedades de banda que de a poco se iban convirtiendo en tribus, encontramos a los guaraníes, que nos han dejado, entre otras cosas, un riquísimo vocabulario, nombres de lugares y de personas que le dan una identidad muy particular a la toponimia provincial. Los guaraníes vivían sobre todo en las selvas y planicies brasileñas y en el litoral argentino-paraguayo. Las comunidades actuales que no se han mestizado, en su mayoría, siguen habitando en esas zonas. Desde esos lugares se dispersaron, sobre todo a través de los ríos; eran navegantes y su idioma se convirtió en una lengua general para la región. Para saber el significado de los vocablos guaraníes tenemos que recurrir a la etimología, sólo que, como pasa con todas las ciencias, no hay un acuerdo unánime en cuanto al significado de las voces guaraníes y a su origen.
Algunos piensan que “guaraní” viene del término “guariní”(1) que significa “guerra”. Y en realidad formaban una de las naciones más grandes y guerreras de este continente. Eran enemigos permanentes de los guaycurús y de los charrúas. Estos últimos no vivían todavía en nuestra región. Su hábitat en esos tiempos estaba en la banda oriental del Uruguay. Difícilmente cruzaban el río.
Hay quienes piensan que guaraní significa “los manchados de pintura” o “los que se pintan”. Es que lo que hacían para pelear.
Elegir la ropa o maquillarse puede ser importante para alguien de hoy. Los estudiosos consideran que la ropa constituye un lenguaje que dice mucho del que la usa. Del mismo modo, ponerse tal o cual pintura o plumas tenía para los aborígenes su significado. Tal vez querían dar miedo y se sentían más seguros pintándose. En los grupos primitivos actuales, algunos pasan varias horas por día pintando su cuerpo.
El tatuaje fue, decía Larrañaga, “el signo o marca que según algunos cronistas denunciaba a las mujeres núbiles, como el tembetá a los hombres púberes, etapa a partir de la cual podía celebrarse la unión matrimonial”. Conviene aclarar que todos los cronistas repiten que no conocían ceremonias nupciales. Los aborígenes sabían que en el Paraná, en una zona pantanosa, habitaba un grupo de aborígenes a los que llamaron mepenes, porque estaban en un camino intransitable. El término quiere decir...


(1) De Angelis, Pedro. Colección de Obras y documentos relativos a la Historia a la historia Antigua y Moderna de las Provincias del Río de la Plata. Buenos Aires, Plus Ultra, 1969.

No hay comentarios: